Domaining europe

Aproximación jurídica ante la polémica generada

Ante la polémica generada y el debate abierto ya en muchos Blogs acerca de la asignación de nombres de dominio “notorios” a terceros, me he visto en la “necesidad”, por defecto profesional, de aproximar y delimitar sin ánimo concluyente esta cuestión desde un punto de vista legal.

Efectivamente, la ORDEN CTE/662/2003 que desarrollaba originariamente el Plan de Dominios de Internet, conforme a lo determinado por la Ley 34/2002, confirma el mismo criterio para la asignación de los “punto es” que el utilizado para los nombres de dominio genéricos (.com etc.) desde su aparición. Este no es más que el criterio de que el primero en llegar, es el que registra el dominio y adquiere los derechos sobre el mismo. Es clara al respecto también la Orden ITC/1542/2005, que viene a derogar la anteriormente mencionada Orden, al establecer que “los nombres de dominio de segundo nivel bajo el .es se asignarán atendiendo a un criterio de prioridad temporal en la solicitud“.

Sobre la cuestión relativa a la legitimación para poder solicitar un dominio territorial .es, la anteriormente vigente Orden de 2003, precisamente para evitar la problemática surgida en torno a la originaria ciberocupación de los punto .com, prevenía que “se asignarán al primer solicitante que tenga derecho a ello y que reúna los requisitos establecidos en este Plan“.

Según este texto, además de las correpondientes instituciones nacionales e internacionales, que no vienen al caso, estarían legitimados para solicitar nombres de dominio “punto es” “las personas físicas españolas o extranjeras que residan legalmente en España, las entidades con o sin personalidad jurídica constituidas conforme a la legislación española y las primeras sucursales, debidamente inscritas en el Registro Mercantil, de sociedades extranjeras legalmente constituidas”.

Por su parte, la Orden ITC/1542/2005, en su objetivo de “avanzar de forma decidida en una mayor flexibilización“, establece de forma explícita en su ¿exposición de motivos? que “el nuevo Plan extiende la legitimación para la asignación de nombres de dominio a cualquier persona física o jurídica y a las entidades sin personalidad que tengan intereses o mantengan vínculos con España“.

Pero además, establece que “dichos conceptos han de entenderse en un sentido amplio y abarcarían, en principio, a las personas físicas o jurídicas y a las entidades sin personalidad domiciliadas, residentes o establecidas en España, a las que quieran dirigir total o parcialmente sus servicios al mercado español, así como a las que quieran ofrecer información, productos o servicios que estén vinculados cultural, histórica o socialmente con España.”

Tanto la derogada como la vigente, cada una a su manera, vienen a desarrollar lo establecido por la polémica Ley 34/2002 (LSSI), que determina en su Disposición Adicional Sexta que “podrán solicitar la asignación de nombres de dominio todas las personas o entidades, con o sin personalidad jurídica, que tengan intereses o mantengan vínculos con España, siempre que reúnan los demás requisitos exigibles para la obtención de un nombre de dominio.

Acudiendo a un caso concreto que se denuncia estos días, por ejemplo, el del Blog Microsiervos.com, su terminación “punto es” habría sido concedida a una ¿empresa? de Hong Kong. Conforme a la anteriormente establecido, en relación a la regulación vigente, habría que acreditar los extremos referidos sobre la falta de legitimación de esta empresa, lo que resulta difícil ante el nuevo texto. Conceptos los suyos dignos de desarrollo jurispridencial. Pero también, cabe pretender la aplicación prevalente de otras normas en vigencia como luego se introducirá.

Para mayor “flexibilización”, el texto de 2005, como no parece hacer el de 2003, establece que “los nombres de dominio de segundo nivel bajo el .es, se asignarán -generalmente- sin comprobación previa“, lo que podría resultar en cierto modo incompatible con el establecimiento de base de unos requisitos de legitimación, que a tenor de esto, no se observarían, al menos inicialmente.

No obstante, sí se previene en la Orden ITC/1542/2005 que “la autoridad de asignación verificará, por sí o por terceros debidamente cualificados, con carácter previo a su asignación, la concurrencia en los solicitantes de los derechos o requisitos que justifiquen la asignación de nombres de dominio que se soliciten durante el procedimiento inicial“.

Sobre la inicial consideración del texto de 2003 de que el dominio se concederá “al primer solicitante que tenga derecho a ello” y teniendo en cuenta la vigente aplicación de la Ley de Marcas, se hace necesario introducir en el debate la existencia de “marcas o nombres comerciales notorios y renombrados registrados“, que constituyen legalmente derechos. Las marcas y nombres comerciales notorios son “los que, por su volumen de ventas, duración, intensidad o alcance geográfico de su uso, valoración o prestigio alcanzado en el mercado o por cualquier otra causa, sean generalmente conocidos por el sector pertinente del público al que se destinan los productos, servicios o actividades que distinguen dicha marca o nombre comercial“.

Al respecto de ello, el texto de 2005, además de eliminar la distinción que realizaba el anterior sobre dominios regulares y especiales, “para evitar situaciones de abuso en la fase inicial de puesta en marcha de las nuevas reglas aplicables al .es”, previene un período de registro escalonado, aplicable a los nombres de dominio de segundo nivel. Y esto para favorecer que las Administraciones Públicas, las oficinas diplomáticas debidamente acreditadas en España, las organizaciones internacionales a las que España pertenezca o las entidades resultantes de acuerdos o convenios internacionales suscritos por España y los titulares de derechos de propiedad industrial puedan registrar sus nombres antes de la apertura al público en general del registro de nombres de dominio“.

En este sentido, su Disposición Transitoria Primera establece que la segunda fase del registro escalonado estará abierta a solicitudes de nombres de dominio relativas a “denominaciones de fundaciones, asociaciones y empresas. Asimismo, estará abierta a solicitudes de nombres de dominio relativos a nombres comerciales, marcas registradas, denominaciones de origen u otros derechos de propiedad industrial protegidos en España. A estos solos efectos, mantendrán su aplicabilidad las normas de derivación contenidas en el punto 1 del apartado 8 de la Orden CTE/ 662/2003, de 18 de marzo, por la que se aprueba el Plan Nacional de nombres de dominio de Internet bajo el código de país correspondiente a España (.es)”

Este punto 1 del Apartado 8 viene a regular:“Octavo. Normas de derivación de nombres de dominio de segundo nivel.

1. Las entidades a las que se refiere el apartado sexto podrán solicitar la asignación de los siguientes nombres de dominio: El nombre completo de la organización, tal como aparece en su norma de creación, escritura o documento de constitución o, en su caso, de modificación, sin que sea obligatoria la inclusión de la indicación o abreviatura de su forma social. Un nombre abreviado del nombre completo de la organización que la identifique de forma inequívoca.

En ningún caso, podrán asignarse nombres abreviados que no se correspondan razonable e intuitivamente con el nombre completo de dicha organización. Uno o varios nombres comerciales o marcas de los que sean titulares o licenciatarios y que se encuentren legalmente registrados en la Oficina Española de Patentes y Marcas, en la Oficina de Armonización del Mercado Interior o en la Oficina Internacional de la Propiedad Intelectual, siempre que, en este último caso, la marca internacional sea eficaz en España. El licenciatario deberá contar con el consentimiento del titular de la marca o del nombre comercial para su utilización a efectos de la asignación de un nombre de dominio.

El nombre de dominio coincidirá literalmente con la inscripción del nombre comercial o marca. Sin embargo, podrá admitirse la asignación como nombre de dominio de la parte denominativa de una marca o nombre comercial mixtos o la agregación al tenor literal de una marca o nombre comercial de su cualificación por clase de acuerdo con la Clasificación Internacional de Productos y Servicios del Arreglo de Niza, siempre que no se vulneren las demás normas previstas en el apartado séptimo.

Sólo se asignará un nombre de dominio por cada marca o nombre comercial del que sea titular o, en su caso, licenciatario el solicitante. Las denominaciones de origen cuando quien solicite su asignación sea su Consejo Regulador”.

Por otra parte, se regula por el texto ministerial vigente que”la responsabilidad del uso de un nombre de dominio y el respeto a los derechos de propiedad intelectual e industrial corresponde a la persona u organización a la que se haya asignado dicho nombre de dominio“. Y ello para contemplar los supuestos casos en los que se pretenda hacer prevalecer jurídicamente los derechos propios conforme a la legislación sobre Marcas vigente, frente a terceros usuarios de dominios sin intereses legítimos sobre las mismas.

Como ha podido observarse por lo hasta ahora establecido, y desde el criterio comparativo seguido, la modificaciones normativas introducidas por el texto de 2005 en relación al de 2003, no han hecho más que “flexibilizar” el procedimiento de asignación de los “punto es”.

A pesar de ello, tal y como hace explítica la Orden vigente, “esta mayor libertad” -ella misma así lo califica- irá compensada, a efectos “de garantizar una adecuada seguridad y fiabilidad“, con un “nuevo sistema controlado de transmisión de los nombres de dominio, desincentivando de este modo los registros abusivos y especulativos”, y con la articulación de un sistema extrajudicial de resolución de controversias, cuyos principios rectores se incluyen en el Plan, manteniéndose además la posibilidad de que la autoridad de asignación compruebe de oficio o a instancia de parte el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Plan: 1. Transmisión de nombres: La Orden no concreta los mecanismos que se utilizarán para articular lo anterior de una manera clara. Se establece vágamente que para la transmisión de estos dominios, el adquierente debe cumplir con el Plan y que debe contar con la aprobación del anterior titular. Faltaría más.\r\n\r\n2. Sistema extrajudicial: Los titulares de nombres de dominio de segundo o tercer nivel se someterán al sistema de resolución extrajudicial de conflictos previsto en la disposición adicional única de la Orden, “sin perjuicio de las eventuales acciones judiciales que las partes puedan ejercitar“. Se indica al respecto que es un procedimiento “sobre la utilización de nombres de dominio en relación con, entre otros, los derechos de propiedad industrial protegidos en España, tales como los nombres comerciales, marcas protegidas, denominaciones de origen, nombres de empresas; o con las denominaciones oficiales o generalmente reconocibles de Administraciones Públicas y organismos públicos españoles“.\r\n\r\n3. Comprobación de oficio o a instancia de parte del cumplimiento de requisitos de concesión: Se establece que “en los procedimientos iniciados a instancia de parte, la única pretensión que podrá ejercitarse será la de la cancelación del nombre de dominio por incumplimiento de alguna de las condiciones generales a que está sometida su asignación referidas en este Plan, sin perjuicio del derecho de las partes a acudir a la jurisdicción competente. La persona o entidad que haya instado la iniciación del procedimiento tendrá preferencia para la obtención del nombre de dominio, si presenta su solicitud en el plazo que se establezca en las normas de procedimiento“.

No conviene por último obviar las alegaciones y el Recurso de Alzada (1 mes) que se podrían interponer por la “irregular” concesión de un dominio de estas características. No podemos olvidar tampoco que RED.es, de la que depende ESNIC, es una entidad pública del Ministerio de Industria. En este punto conviene aludir a la posibilidad también existente de iniciar la vía judicial, mediante la interposición de las acciones que correspondan ante la Jurisdicción competente.

Considerando todo lo anterior, y como no podría ser de otra manera, en relación al caso concreto que se pudiera plantear, habría que iniciar las actuaciones que correspondieran, atendiendo a sus particularidades y previo estudio del asunto con mayor precisión y profundidad, tal y como no se ha pretendido en este artículo.

SE HAN EFECTUADO MODIFICACIONES DE ESTILO A LAS 16:23 HORAS SOBRE EL TEXTO ORIGINALMENTE POSTEADO.

www.blogdominios.com

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.