Domaining europe

Asunto costabrava.com

Vía Carlos Blanco llego a la Resolución de la OMPI No. D2007-0566, en la que se resuelve el conflicto suscitado en torno a la titularidad del dominio costabrava.com

Efectivamente, con fecha 13 de abril de 2007 el PATRONAT DE TURISME COSTA BRAVA GIRONA SA presenta una demanda en la OMPI contra el titular del indicado ejemplar, que lo registró en mayo de 2001.

La demandante, impulsada por la Diputación de Girona, está formada por personas públicas y privadas, que representan al subsector de la industria turística de las comarcas de esta provincia catalana. Es titular, tal y como se acredita, de las marcas denominativas con gráfico “PATRONAT DE TURISME COSTA BRAVA GIRONA S.A.” y “COSTA BRAVA GIRONA”, así como del dominio costabrava.org.

La organización demandante acredita que ha remitido con carácter fehaciente escritos requiriendo la transferencia a su favor del nombre en cuestión y en su demanda indica lo siguiente:

1. Costabrava.com crea confusión con sus marcas registradas.
2. El demandado no ostenta derechos ni intereses legítimos sobre esa denominación y, además, ofrece servicios turísticos. Esta última actividad está relacionada, como se ha dicho, con el Patronat demandante.
3. Existe mala fe por parte del demandante, ya que indiscutiblemente conoce a la entidad demandante y existe una confusión entre el sitio web al que se dirige este dominio y la actividad de la demandante.

Sorpresivamente el demandado no realiza ningún tipo de alegación ante esta demanda.

Conforme a la Política Uniforme (UDRP), el Panel diserta acerca de los tres siguientes requisitos para decidir sobre las pretensiones de la demanda.

1. ¿Existe identidad o similitud entre nombre de dominio y marcas hasta el punto de causar confusión?

Aunque no existe, según apreciación del Experto, una completa identidad entre el nombre de dominio y marcas, ya que el nombre sólo contiene parte de aquéllas, “no debe soslayarse el hecho de que, teniendo presente la actividad desarrollada por el Demandante (que consiste en la promoción turística de la Costa Brava) y el aspecto general que tienen las marcas registradas a su nombre, la expresión “Costa Brava” constituye la parte denominativa más destacada y significativa de las mismas. Aún más, teniendo en cuenta esta circunstancia y la actividad llevada a cabo por el Demandado a través de su página web (servicios de ofrecimiento de alojamiento por Internet, véase Documento 12 de la demanda), la posibilidad de confusión con el tipo de actividades desarrolladas por el Demandante es alta“.

Por todo lo anterior concluye que existe el primero de los requisitos establecidos en la Política y en el Reglamento, y que, por lo tanto, el nombre de dominio cuestionado es similar hasta el punto de causar confusión con las marcas de las que es titular la demandante.

2. ¿Tiene el demandado derechos o intereses que legitimen el uso o explotación de este dominio?

El Demandante declara que la parte demandada no está autorizada para utilizar ninguna de las marcas indicadas, sobre lo que no se presenta prueba en contrario de la otra parte.

Respecto de esta cuestión, parece más que conveniente referirse a la no menos importante de si se puede registrar como nombre de dominio un identificador que coincida con una zona geográfica o con un topónimo, y si el hecho de que el Demandado desarrolle una actividad de promoción de dicha zona o lugar, sin ánimo de desviar internautas o potenciales usuarios de la red, constituye en sí mismo un interés legítimo susceptible de amparo por la Política.

El consenso alcanzado por Expertos en el marco de la UDRP, tras las numerosas decisiones que han recaído sobre esta cuestión, es que el Demandado ostenta un interés legítimo si éste utiliza como nombre de dominio una palabra o un término genérico para describir su producto o su negocio, o para generar lucro a partir del uso de esa palabra o término genérico, sin que de esa manera el Demandado esté pretendiendo, o de hecho lo consiga, obtener una ventaja sobre los derechos del Demandante en dicha palabra o término.

En el presente caso, es cierto que el Demandante ostenta derechos de marca sobre el vocablo COSTA BRAVA GIRONA y PATRONAT DE TURISME COSTA BRAVA GIRONA, S.A. Pero no lo es menos que las marcas registradas son mixtas (es decir, formadas por una parte denominativa y por una parte gráfica), y que la parte denominativa más representativa o identificadora de las mismas es “Costa Brava”, término éste coincidente plenamente con una zona geográfica o topónimo del litoral mediterráneo español. Desde este punto de vista, el término es ciertamente genérico en el sentido de que se asocia a una franja de terreno o zona geográfica determinada comúnmente conocida bajo ese nombre. En consecuencia, la parte denominativa de la marca podría ser utilizada por un tercero como nombre de dominio, sin que ello constituya infracción de marca, si el tercero demuestra, o de las circunstancias se puede deducir, que desarrolla una actividad de promoción de buena fe del lugar en cuestión sin ánimo de desviar consumidores de otros usuarios de la Red.

A juicio de este Experto, y a la vista de las pruebas documentales obrantes en el caso, y de lo que él mismo ha podido comprobar mediante el acceso a la página web controvertida, lo anterior es precisamente lo que ocurre en el presente caso.

Es decir, el Demandante ostenta derechos de marca sobre un topónimo; además, el Demandado desarrolla una actividad prima facie legítima (o al menos hay que presumirlo, salvo prueba en contrario que no se ha presentado), a través de la cual ofrece servicios turísticos de hospedaje relacionados con la zona comúnmente conocida bajo el nombre indicado; y no menos importante: la palabra “Costa Brava” se identifica antes bien con un territorio que con una concreta persona o institución.

En estas condiciones, no es procedente, a la luz de la Política y del criterio ya asentado por el Centro en repetidas decisiones antes referenciadas, entender, sin una base probatoria suficiente, que el Demandado carece de un interés legítimo en el nombre de dominio objeto de la presente disputa“.

3. ¿Existe mala fe por parte del registrante?

A la vista de que no se estima el segundo de los requisitos planteados por la demanda según lo anteriormente indicado, no se estudia el tercer requisito exigido, es decir, el relativo a la existencia de mala fe por parte del titular de costabrava.com; desestimándose la demanda y manteniendo de esta manera el registrante el derecho de uso del indicado ejemplar.

—————————————————————————————————————————–
Hostinet se baja los pantalones

***

Las Sociedades Profesionales
—————————————————————————————————————————–

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.