Brandsandomains

Inversores, especuladores y jugadores

Esta semana estoy leyendo un libro de Jose Antonio Fernández Hódar, Manual del Buen Bolsista, en el que entre otras interesantes cuestiones, se abordan las tipologías de quienes operan en el mercado bursátil.

Entre otras, llama mi atención la distinción que este analista realiza entre inversores, especuladores y jugadores, y que bien podría trasladarse al ámbito del domaining.

Partiendo de lo determinado por la Real Academia Española de la Lengua , un inversor es el que emplea, gasta o coloca un caudal y un especulador es el que efectúa operaciones comerciales o financieras, con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los cambios.

Según lo anterior, los matices son tan mínimos que podrían parecer la misma figura, quizá una menos políticamente correcta que la otra conforme la normal concepción y aplicación de las mismas.

Fernández Hódar resuelve con claridad la diferenciación entre ambas figuras atendiendo a un criterio temporal, indicando que un inversor es aquel que a lo largo de su vida va incrementando, con compras sucesivas, una determinada cartera. Son por lo tanto inversiones a largo plazo y su intervención en el mercado se limita a nuevas compras en momentos de debilidad o precios atractivos.

Por otro lado, estima que el especulador es la figura más dinámica del mercado y lo define como un inversor cuyo horizonte temporal lo fija el propio mercado.

Por lo anterior, mientras que el inversor no distorsiona abruptamente el mercado, algunos incluso han llegado a destacar la función social del especulador: compran cuando todo el mundo vende y venden cuando todo el mundo compra, lo que con matices, puede traer como consecuencia la estabilización de los precios en el mercado tras periodos de agitación alcistas y bajistas.

Concluye el autor su razonamiento exponiendo que si la perspectiva es a largo plazo, se llama inversión y si el horizonte temporal se condiciona a la duración de una tendencia o fase del mercado, se le llama especulación. En este contexto un especulador es tan sólo un inversor a tiempo parcial que busca las tendencias de los valores y los mantiene en cartera mientras éstas duran, sea este plazo uno doce o dieciocho.

A mi modo de ver, la anterior diferenciación hace caer aquel mito de que una inversión a largo plazo es necesariamente una mala inversión cortoplacista.

Por último, teniendo en cuenta que el mercado de los valores se encuentra actualmente regulado en base a parámetros más objetivos que el de los nombres de dominio, este último, por contra, más incipiente y más desregulado, ¿quienes son pues los jugadores? Son aquellos que sueñan con hacerse millonarios en cuatro jugadas maestras y su actuación y comportamiento difiere bien poco de los que están enganchados a las máquinas tragaperras o son asiduos de los casinos. En ocasiones el jugador obtiene beneficios importantes, pero su adición les impide retirarse con las ganacias y termina devolviendo todo lo ganado y más al mercado. Su presencia en el mercado es totalmente necesaria ya que alguien debe comprar los valores que han subido demasiado o comienzan a dar síntomas de agotamiento. Y luego, cuando el mercado corrija, alguien cansado de perder tendrá que vender barato para que los especuladores compren.

¿Qué quieres ser tú?

—————————————————————————————————————————–
Hostinet: Dominios + Hosting
NameDrive, park & sell
Anuncios Domaining
—————————————————————————————————————————–

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies