Domaining europe

Mea culpa. ¿Y si entre todos hacemos domaining?

Como todas las grandes cosas que nunca pasan desapercibidas, los dominios .tv tienen seguidores y detractores.

Cuando en septiembre de 2006 reflexionábamos desde Blog Dominios sobre la posible desaparición de Tuvalu y la repercusión de ello en el futuro de este dominio territorial (después se hizo eco Carlos Blanco), no pensé en el debate que esta circunstancia iba a producir. Tampoco en que ello pudiera llegar a ser utilizado por otros para intentar denostar esta terminación.

Hace unos días Martin Varsavsky se refería en su blog a la compra por parte de la CBS del proyecto Last.fm por nada mas y nada menos que 280 millones de dólares.

Resulta que profundizando en el calentamiento global (si esta es la causa de la problemática de Tuvalu), me encuentro con que este fenómeno podría traer consecuencias de diferente magnitud no sólo sobre Tuvalu, sino también sobre otras islas y espacios geográficos como Filipinas y los Estados Federados de Micronesia, formados por 607 islas en el Océano Pacífico. Casualmente los Estados Federados de Micronesia tienen asignado el dominio .fm, en la práctica, relacionado con los productos musicales y radiofónicos, y que precisamente, es el utilizado por el millonario proyecto adquirido por la CBS.

¿Le preocupa lo anterior a la CBS y a grandes corporaciones que están desarrollando importantes proyectos con dominios.tv tanto como a otros pretender depreciar los .tv utilizando el mencionado argumento?

Me parece que para el caso de estos ccTLD, los organismos reguladores de los nombres de dominio deberán adoptar, si fuera necesario, inéditas medidas que permitan mantener estas extensiones mas allá de los avatares históricos y territoriales, a modo de su conversión en TLD o SponsoredTLD. En ese momento entiendo que se atendería a dos circunstancias que justificarían sobradamente la decisión: su gran implantación y como consecuencia de esto, la transcendencia económica de su existencia o desaparación mas allá del ámbito territorial que sólo formalmente representan.

¿Y si empezamos a hablar de los dominios .tv, y extensiones similares, atendiendo a otro tipo de parámetros y sin pretender enfrentarlos a otras terminaciones que en modo alguno son incompatibles y excluyentes entre sí?

¿Y si entre todos hacemos domaining?

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.