Brandsandomains

Registra también otro tipo de palabras

El domaining atiende actualmente de una manera prioritaria al registro y monetización de nombres de dominio relacionados con palabras genéricas de gran uso.

No obstante, aunque no sea un fenómeno nuevo, de un tiempo a esta parte se comienza a analizar en el sector una importante tendencia a registrar nombres de dominio de fantasía, que en relación con la creativa acción del naming, hagan conjuntamente resultar marcas y nombres de productos y servicios diferenciables y originales, que incluso, primen en el momento de la elección del nombre definitivo la disponibilidad de los dominios homónimos, tal y como hacen en Oobo.com.

Pero en el entorno creativo del enaming empresarial (y esto tampoco es ninguna novedad) no siempre se parte de genéricos directos (vodka.com para una marca de vodka) o de fantasía (Yahoo), sino algunas otras veces, de genéricos indirectos que llegan a crear marca y posicionan perfectamente en su sector a una empresa, producto o servicio con nombres relacionados con mercados diferentes al que inicialmente identificarían (Orange, por ejemplo, para un operador de telefonía y no para una tienda de naranjas por Internet).

Leo en EL PAIS que las Academias de la Lengua de los países hispanohablantes, autoras del Diccionario, podrían certificar en breve la defunción de palabras en desuso.

Casualmente, unas semanas antes de la celebración del Día del Libro el próximo 23 de abril, la Escuela de Escritores ha puesto en marcha una original iniciativa que propone apadrinar a través de Internet este tipo de palabras del castellano.

Considerando todo lo anterior, se me ocurre proponer a expertos en naming y domaining el registro de nombres de dominio coincidentes con palabras en mayor o menor desuso sobre las que se construyan marcas que identifiquen productos, lo que a la vez las hará rejuvenecer en nuestro rico lenguaje. ¿Y si twiter se llamara botarate.com?

Entre todas las palabras que se apadrinan a través del indicado proyecto me encuentro, por ejemplo, con tarambana, que me resulta bonita, de gran musicalidad y neutralidad y de fácil recordatorio y lectura. Tal es así que tenemos registrado desde hace años el dominio tarambana.com, donde se desarrolla un blog de Entorno Networks relacionado con las tendencias, el diseño, las marcas y el shopping y que sea dicho de paso, en los últimos días ha conseguido su primer patrocinador directo.

La variada tipología de palabras que permiten registrar su nombre de dominio, según lo anterior, no va en detrimento del resto, sino que son totalmente compatibles entre sí.

De hecho, el debate y la conciencia de todo lo anterior es síntoma inequívoco de la madurez que va adquiriendo el domaining.

Precisamente, porque si atendemos a la Historia, el Hombre pasó de llamar las cosas por su nombre común, a sentir la necesidad de utilizar otros conceptos en mayor medida diferenciables, lo que hizo aparecer los nombres propios y las marcas. Y esta es precisamente la evolución a futuro del domaining, teniendo además en cuenta la repercusión y complejidad de Internet, donde los nombres de dominio se constituyen como elementos únicos de uso excluyente, lo que no viene mas que a añadir potencialidad y los alza como herramienta clave de la diferenciabilidad.

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies