Domaining europe

La Chica del Facebook ha tenido que dejar su dominio


La cuestión es sencilla, una historia como muchas otras pero con un final menos agridulce, y es que como muchas otras personas que registran un dominio que contiene un nombre de marca, la marca ha decidido invitarla a abandonar el dominio. Esto ha pasado con Facebook, y es que si el dominio empieza a destacar es cuando hay más probabilidades de que la marca se fije en él, que le han dicho a la Chica del Facebook que debe dejar su blog… al menos en el nombre de dominio escogido, lachicadelfacebook.com.

Se puede registrar un nombre de dominio con una marca, ya lo sabemos, pero tal como se puede registrar también se puede perder, y mucho más cuando esta marca no es ni un nombre genérico ni es de una pequeña empresa con poco que hacer a la que le costaría pagar el precio de recuperar el dominio, es una gran marca con abogados que no tienen ningún problema en pedir a dueños de dominios con la marca que los abandonen como tampoco lo tendrían en tomar las medidas oportunas en caso de que la otra persona no les haga caso.

Un caso como muchos otros podría ser, pero el caso es que la Chica del Facebook ha sabido ver la parte positiva de esto, ha logrado desarrollar un blog en el que ha creado buenos contenidos, amigos y seguidores que pueden seguirle en su nueva aventura con su nuevo blog en Claraavilac.com, pero no por ello ha dejado de amar a Facebook, de hecho le ha dejado un bonito mensaje de amor por San Valentín, aunque ahora tendrá que crear su propia marca y dejar de ser tan conocida como La Chica del Facebook.

Esta historia nos trae varias moralejas y la primera de ellas es que no se debe registrar un dominio con el nombre de una marca, porque al final es muy probable que te lo acaben exigiendo, y mucho menos si es una gran marca de tanto éxito como Facebook. A una pequeña tienda de tu barrio le puede costar más hacerse con los medios para quitarte el dominio, pero a muchas otras marcas no les supone un “gran gasto”. Y es que, en realidad, la marca no te pertenece. Es  mucho mejor contar con un buen dominio genérico, que también te puede traer visitas y éxito, o con tu propia marca, para que lo que desarrolles y a lo que has dedicado tanto esfuerzo no lo tengas que abandonar. La reacción lógica en este caso podría ser indignarse porque has pagado el dominio, has trabajado mucho en el blog y has conseguido una gran cantidad de seguidores, pero lo que es tiene que ser, por eso la segunda moraleja es que “a mal tiempo buena cara” y hay que aprender a sacar provecho incluso de lo malo.

Un dominio con una marca no puede pertenecerte, un dominio genérico sí, pero si además consigues un dominio Premium eso es lo máximo, ¿merece la pena arriesgarse?


Vía: elultimoblog

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.