Domaining europe

Novedades para los dominios con la nueva Ley General de Telecomunicaciones

ley general de telecomunicaciones

El pasado sábado, 10 de mayo, se publicó en el BOE la nueva Ley General de Telecomunicaciones, la cual plantea una gran cantidad de cambios en las comunicaciones electrónicas y comercio online.

Uno de los cambios que más nos importan está relacionado con el mundo de los dominios, afectados también por la nueva normativa ya vigente, y es que ahora todos los dominios de registros asentados en España (no solo .es sino también .gal, .cat, .zara, etc) podrán ser suspendidos cautelarmente o cancelados por la entidad de asignación en base a la solicitud de una autoridad administrativa o judicial.

Se puede suspender cautelarmente o cancelar dominios en los que se cometa un delito o falta tipificada en el Código Penal. También se podrá requerir a la autoridad de asignación la suspensión cautelar o cancelación de un dominio para conseguir la interrupción de la prestación de un servicio de la sociedad de la información o retirada de algún contenido. Asimismo, se procederá en los demás supuestos previstos en la ley.

Solo se podrá ordenar esto cuando la persona responsable o prestador de servicios no hubiera atendido el requerimiento para el cese de actividad ilícita.

En los casos en que la Constitución, normas reguladoras de derechos y libertades o elementos aplicables a diferentes materias atribuyan competencia a los órganos jurisdiccionales de forma excluyente para intervenir  en ciertas actividades o derechos, solo la autoridad judicial a la que le corresponda podrá requerir esta suspensión cautelar o cancelación.

Las entidades de registro de nombres de dominio establecidas en España tendrán la obligación de facilitar los datos relativos a los titulares de los nombres de dominio que soliciten las autoridades públicas para el ejercicio de sus competencias de inspección, control y sanción cuando las infracciones administrativas que se persigan tengan relación directa con la actividad de una página de Internet identificada con los nombres de dominio que asignen. Si los datos que se solicitan son datos personales no se requiere consentimiento del titular.

Por otro lado, los prestadores de servicios de la Sociedad de la Información, los registros de nombres de dominio y los agentes registradores que se encuentren establecidos en España están obligados a prestar su colaboración con el CERT competente, en la resolución de incidentes de ciberseguridad que afecten a la red de Internet y actuar bajo las recomendaciones de seguridad indicadas o que sean establecidas en los códigos de conducta que de esta Ley se deriven.

¿En qué consiste la suspensión? En que no se podrá utilizar el dominio a efectos de direccionamiento en Internet, no se podrá modificar la titularidad y datos registrales, aunque sí se podrán añadir nuevos datos de contacto. El titular del dominio solo podrá renovar el dominio o modificar la modalidad de renovación.  Esta suspensión permanecerá hasta que sea levantada o una resolución definitiva solicite la cancelación de dominio, que tendrá los mismos efectos que la suspensión hasta que expire el período de registro.

¿Qué implicaciones a mayores tiene esto? Los solicitantes de nuevos Gtlds que establezcan su domicilio en España deberán tener en cuenta este aspecto, porque hay muchas novedades que les pueden afectar directamente y que deben conocer.

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.