Banner blogdominios

El comprador de dominios

Imagen por Tktktk (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons.

El comprador de dominios es como el comprador de terrenos. Su presencia es la que justifica que los mismos estén bien cotizados en el mercado.

El que compra dominios en el mercado secundario, libera al inversionista inicial de la tarea de desarrollarlos, permitiéndole la oportunidad de dedicar su atención y sus energías a las mejores opciones de palabras y extensiones, a los dominios con valor agregado, al incógnito terreno de los dominios brandables, o a las extensas sabanas de los dominios genéricos con las mejores extensiones.

Como es fácil de ver, domainers y compradores tenemos un extenso campo de trabajo. La cuestión es evolucionar realmente en torno al valor de los dominios. Esa palabra, valor, es la clave para participar y mantenerse activo dentro de este mercado.

Funciona como en el mercado inmobiliario: Si se compran terrenos remotos e infértiles, en la ventas no se obtendrán resultados.

El mercado de los domainers es un mercado de humanos. El vendedor vende porque se comunica con los posibles compradores, porque para comprar lo que tiene también ha tenido que comunicarse, y porque explora el mercado “comunicacionalmente”.

Es un engaño pensar que porque se utilizan recursos digitales (una conexión a la red, una tablet o un ordenador) los negocios de dominios son transacciones impersonales. Al contrario, en la medida que sean impersonales podrían resultar poco exitosos. Demostrándose de este modo, una vez más, que la tecnología es sólo un medio para alcanzar objetivos, y una herramienta que utilizamos los humanos en nuestro devenir económico y social.

Muchos, sino todos los principios aplicables al mercado inmobiliario, bien pueden ser aplicados al mercado de los dominios. Podríamos decir, entre otras cosas:

  • Muchas personas exitosas en el mercado de inmuebles son propietarias, pero muchas otras son sólo intermediarias.
  • ¿Vas a invertir en inmuebles o en dominios? Fíjate bien en tu presupuesto. Analiza, no solamente cómo vas a emplearlo, sino también en el tipo de ventas que realmente puedes llevar a cabo con buenos resultados.
  • Las ventas de propiedades necesitan promoción, y de hacer presentaciones apropiadas a los clientes.
  • Un agente de inmuebles profesional construye una imagen que lo consolida en su trabajo. Además cultiva la confianza y la familiaridad con sus clientes.
  • Quien realmente gusta del mercado inmobiliario, se sumerge en su ambiente, visita casas, revisa apartamentos, explora sectores y se presenta como un potencial aportador de soluciones, para sus proveedores primarios.
  • En la medida de lo posible, remoza las propiedades que caen en tus manos.
  • Al cliente señala conveniencias, ventajas y valores, sin presionarlo.

En realidad, las posibilidades de crecimiento en estos campos son enormes, y son áreas de trabajo invaluables para quienes deseen proyectarse económicamente y desempeñarse en un medio en el que la creatividad juega un rol muy importante.

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies