Banner blogdominios

Un enfoque en los nuevos TLDs

Estar atentos al nacimiento de nuevas extensiones de dominios, se convirtió en una máxima muy citada hace algunos años (más o menos diez años) antes del actual “tsunami” de TLDs.

La máxima venía sumada a los consejos: Que el dominio sea corto, que sea pronunciable, que la palabra clave tenga muchas búsquedas en internet, etc.

La lógica es evidente: Sólo una vez se puede hacer el primer registro de dominios tan valiosos como credit.com, hotel.net, sex.org ó .info.

Además, no pocos inversionistas habrán encontrado experiencias afortunadas por las ventas de dominios del tipo .co ó .tv (country codes con orientación de dominios genéricos), con claves premium.

Retornamos a este concepto super básico: Todo dominio está formado por dos partes: Palabra clave y extensión (string), de la misma manera en que toda oración está formada por sujeto y predicado.

Así de elementales pueden ser los conceptos de los dominios, y en la misma medida en que son piezas básicas, resulta importante su inserción en el lenguaje.

Pues un dominio, no solamente encuentra inserción en un mercado. También está situado en el ámbito de nuestra lengua. E indudablemente tiene valores diferentes a los monetarios.

Volviendo al inicio de nuestro comentario, la cacería de dominios con nuevas extensiones, podría convertirse en un sin sentido, si no aplicamos a ella principios, si no la regulamos.

– No todos los NTLDs van a ser exitosos.

– Por lo general cada extensión va dirigida a un nicho, no sirven para todo.

– Así como en una web el rey es el contenido, en un dominio lo es su significado, formado por las partes que lo integran.

– Haz que tu palabra clave y tu nueva TLD sean una expresión especifica y mágica para tu negocio, tu web o todos aquellos temas que te gusten.

– Los nuevos TLDs pertenecen al terreno de la especificidad. Un ejemplo de extensión exitosa y en expansión, lo constituyen los dominios .Travel. Deben su éxito a que se van desarrollando de una forma especial y definida.

– Hay nuevos TLDs que no poseen una buena proyección de futuro, algunos, sobre todo pertenecientes a empresas, ya se están esfumando tan rápido como llegaron. Entre ellos .emerson, .mutuelle, .chloe y .montblanc.

– Adquirir y usar de inmediato el dominio de nueva extensión, puede ser una práctica muy recomendable.

– Es, de hecho, más recomendable usar el dominio con nueva extensión en un proyecto importante (con su flamante palabra clave) que adquirirlos para especulación.

– Los nuevos TLDs son la alternativa del emprendedor.

– El inversionista en dominios, formal, convencional, y amante de la estabilidad, debe trabajar (principalmente) con las extensiones consagradas.

– El desarrollo de nuevos TLDs, notables como en el caso de los .Travel, no se ha logrado de la noche a la mañana, sino a lo largo de algunos años.

– De lo anterior, es importante señalar que las nuevas extensiones de dominios no se consolidan inmediatamente.

Please follow and like us:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies